Programa de Vigilancia Comunitaria (PROVICOM)


Entre las principales presiones y amenazas que se tiene en las áreas protegidas y regiones prioritarias para la conservación, se encuentran la fragmentación del hábitat y el tráfico ilegal de especies silvestres, entre otras. Para conservar la diversidad biológica, es imprescindible promover y contar con la participación e involucramiento tanto de las comunidades asentadas en las áreas protegidas y regiones prioritarias para la conservación, como de la sociedad civil organizada, el sector académico y de otras dependencias como son PROFEPA, SEMARNAT, CONAFOR y CONAGUA. Las comunidades han mostrado ser los guardianes de sus territorios de manera voluntaria y juegan un papel estratégico para coadyuvar en la realización de actividades de vigilancia de los ecosistemas y su biodiversidad. Es así que la CONANP crea en el 2011 el programa denominado Programa de Vigilancia Comunitaria (PROVICOM) el cual  tiene un carácter de prevención y protección de los recursos naturales, además de fortalecer las capacidades locales y el fomento de la participación social en las labores de vigilancia y para generar una cultura de conservación.

En el Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California frente a la costa de Sinaloa, este  programa se ha aplicado en las siguientes acciones:

  • Monitoreo de especies clave (tortuga marina y aves marinas) en la Bahía de Jitzámuri en el Municipio de Ahome;
  • Monitoreo de especies exóticas introducidas en las Islas Venados y Pájaros frente al Municipio de Mazatlán,
  • Monitoreo y Vigilancia de Aves Marinas en la Isla El Rancho, Municipio de Angostura.